Chile se pone las pilas con las energàƒ­as renovables

Finalmente se ponen los cimientos para el desarrollo de energàƒ­as renovables no convencionales

En una primera instancia Chile optàƒ³ por las grandes hidroeléctricas, las cuales y debido a los caprichos de la meteorologàƒ­a le dejaron en 1996 sumida en una crisis eléctrica de importantes magnitudes. La determinaciàƒ³n de eliminar la sobre dependencia en esta fuente de energàƒ­a impulsàƒ³ la construcciàƒ³n de infraestructura de gas entre Chile y Argentina, y la apariciàƒ³n de centrales que utilizaban, e utilizan, ese insumo. Pero con la crisis econàƒ³mica en Argentina, Chile volviàƒ³ a sentir la presiàƒ³n de una nueva crisis, esta vez por contar con un àƒºnico proveedor para este nuevo insumo que pasàƒ³ de ser salvador a provocador de una segunda crisis.

A partir de ahàƒ­ la construcciàƒ³n de centrales de regasificaciàƒ³n de gas licuado para incrementar la lista de proveedores de gas natural y el uso del carbàƒ³n y diesel fueron ràƒ¡pidamente las alternativas a poner en marcha para evitar una crisis a futuro. Incomprensiblemente, Chile en su afàƒ¡n por crear un marco legal para incentivar la inversiàƒ³n en nuevas centrales, algo que se consiguiàƒ³ con las dos Leyes Cortas, dejàƒ³ de lado a las energàƒ­as renovables no convencionales; parece que, por fin, Chile se pone las pilas con estas fuentes de energàƒ­a.

Si hay un paàƒ­s en Latinoamérica que reàƒºne condiciones para experimentar con estas fuentes de energàƒ­a, ese es Chile. Su estabilidad y prosperidad econàƒ³mica, junto con su estabilidad regulatoria en sus sectores industriales màƒ¡s importantes, incluido el eléctrico, son idàƒ³neas para incentivar el uso de estas fuentes alternativas.

Pero màƒ¡s importante, Chile cuenta con la necesidad de encontrar energàƒ­as que no dependan de terceras partes ya que los recursos propios en cuanto a combustibles fàƒ³siles son casi despreciables.

Al igual que Brasil, Chile se estàƒ¡ posicionando para ser el claro referente en materia de bio combustibles a nivel mundial, Chile tiene la oportunidad de ser el referente en cuanto a energàƒ­as renovables no convencionales en Latinoamérica, por lo que fomentar este tipo de fuentes de energàƒ­a le genera el beneficio de contar con mayor diversificaciàƒ³n en su matriz y de poder iniciar una industria productiva relacionada.

Y no es que los dirigentes en Chile no se hayan percatado de la oportunidad, pues los primeros pasos en esa direcciàƒ³n parece que ya se han iniciado con la firma de un acuerdo entre Chile y Alemania para el desarrollo de energàƒ­as renovables no convencionales. Chile se asocia asàƒ­ con uno de los làƒ­deres europeos en el desarrollo de este tipo de energàƒ­as. El convenio de cooperaciàƒ³n entre ambas naciones involucra un presupuesto para el desarrollo de estas fuentes de energàƒ­a de 74 millones de dàƒ³lares.

“Este paàƒ­s [Chile] necesita independencia energética y Alemania, como buen amigo, nos ofreciàƒ³ cooperaciàƒ³n técnica y recursos para buscar autonomàƒ­a energética, diversificar fuentes de energàƒ­a y aprender a ahorrar energàƒ­a”, declaraba el canciller de Chile, Alejandro Foxley.

Ademàƒ¡s de este acuerdo con Alemania, nuevas empresas estàƒ¡n empezando a mostrar interés en la construcciàƒ³n de centrales de energàƒ­as como la eàƒ³lica, biomasa o geotérmicas.

Hay empresas que parecen tener planes especàƒ­ficos de inversiàƒ³n para el desarrollo de centrales eàƒ³licas. Renova Consultores, por ejemplo, planea invertir 130 millones de dàƒ³lares en este tipo de generaciàƒ³n de energàƒ­a, mientras que EPS Ingenieràƒ­a y Consultoràƒ­as destinaràƒ­a 173 millones de dàƒ³lares.

Corporaciàƒ³n de Fomento (Corfo) también se estàƒ¡ moviendo para agilizar y promover el desarrollo de estas fuentes de energàƒ­a mediante la asignaciàƒ³n de ayudas econàƒ³micas y la puesta en marcha de conferencias sobre el tema. En el mes de noviembre de 2007 Corfo celebràƒ³ en Santiago el II Encuentro Internacional sobre Energàƒ­as Renovables, que atrajo a màƒ¡s de 900 participantes provenientes de empresas de 30 paàƒ­ses.

Entre las empresas extranjeras participantes destacan la australiana Pacific Hydro, la noruega SN Power, la estadounidense Econergy, la espaàƒ±ola Iberdrola y la sueca Skyllermarks.

El objetivo del encuentro, segàƒºn Orlando Jiménez, subgerente de Programaciàƒ³n Estratégica de la Corfo, “es que se materialice la mayor cantidad posible de proyectos de energàƒ­a renovable”.

Màƒ¡s importante aàƒºn son las inversiones anunciada por Corfo que ascienden a 378 millones de dàƒ³lares en la ejecuciàƒ³n de 16 proyectosà‚—12 pequeàƒ±as hidroeléctricas, tres eàƒ³licas y una planta de biomasaà‚—de energàƒ­a renovable no convencionales. Estos proyectos aàƒ±adiràƒ¡n 250 MW de capacidad.

Si Chile sigue en esta làƒ­nea, puede no sàƒ³lo incrementar su capacidad con menores riesgos sino que ademàƒ¡s puede ser el referente regional en energàƒ­as renovables a falta de poder competir en el mercado de los combustibles fàƒ³siles.

Nueva ley para fomentar las renovables

Hasta ahora los esfuerzos para utilizar este tipo de fuentes de energàƒ­a renovable no convencional era màƒ­nimos y la principales iniciativas las llevaba a cabo Corfo. Sin embargo, las necesidades energéticas han provocado que ademàƒ¡s de hablar de energàƒ­a nuclear como alternativa se movilicen los mecanismos necesarios para la apariciàƒ³n de las renovables en este mercado.

En Chile hay, por lo tanto, unanimidad total para fomentar el uso de energàƒ­as renovables no convencionales. Durante el primer mes del presente aàƒ±o se avanzàƒ³ considerablemente para conseguir este objetivo. Primero la comisiàƒ³n de Mineràƒ­a y Energàƒ­a del Senado mostràƒ³ el proyecto de ley sobre generaciàƒ³n de energàƒ­a eléctrica con fuentes de energàƒ­a renovables no convencionales. Este proyecto de ley establece las condiciones necesarias para atraer inversionistas a este tipo de proyectos. La intenciàƒ³n es la de agilizar el proceso de adopciàƒ³n de estas tecnologàƒ­as ofreciendo facilidades a los inversionistas extranjeros para que puedan invertir eliminando las desventajas competitivas de estas fuentes en relaciàƒ³n a otras alternativas.

Click here to enlarge image

Los objetivos a futuro son que entre los aàƒ±os 2010 y 2014 exista la obligaciàƒ³n de que el cinco por ciento de la energàƒ­a suministrada provenga de fuentes renovables no convencionales. A partir de 2014, este porcentaje deberàƒ¡ incrementarse gradualmente en 0,5% anual, hasta llegar al 10 por ciento para el aàƒ±o 2024.

El ministro de Energàƒ­a, Marcelo Tokman, agradeciàƒ³ el apoyo dado por los parlamentarios a la iniciativa y sostuvo que se logràƒ³ un gran acuerdo respecto de la necesidad de impulsar las energàƒ­as renovables no convencionales.

“Sabemos que hay energàƒ­a igualmente barata y ademàƒ¡s màƒ¡s limpia que no se estàƒ¡ desarrollando y por eso es necesario darles impulso para que se desarrollen”, dijo el Ministro.

Y agregàƒ³ que “nosotros no tenemos dudas que las energàƒ­as que se generaràƒ¡n son competitivas. Estamos haciendo un diagnàƒ³stico que da cuenta que es posible tener energàƒ­as a los mismos costos que las tradicionales, pero generadas por vàƒ­as renovables no convencionales”.

Una semana después de las declaraciones del Ministro, el proyecto de ley sobre generaciàƒ³n de energàƒ­a eléctrica con fuentes de energàƒ­a renovables no convencionales también recibiàƒ³ el total respaldo por parte del Congreso.

Tokman sostuvo que este proyecto va en la làƒ­nea de diversificar la matriz energética, ya que a su juicio es “la àƒºnica manera de enfrentar los riesgo y desafàƒ­os futuros en materia energética”.

“No tenemos dudas de que las energàƒ­a renovables no convencionales se van a desarrollar fuertemente en el paàƒ­s”, sostuvo y agregàƒ³ que este proyecto de ley “hay que verlo como un elemento màƒ¡s de la polàƒ­tica que se estàƒ¡ llevando a cabo para impulsar las energàƒ­as renovables”, dijo.

El mercado Chileno

La capacidad instalada total en Chile a finales de 2007 era de 12.848 MW lo que supuso un incremento de 643 MW con respecto a la capacidad total instalada en 2006. La generaciàƒ³n térmica sigue dominando el mercado con 7.922 MW del total seguido por la hidroelectricidad con 4.907 MW, esta fuente incrementàƒ³ su capacidad en 130 MW durante el aàƒ±o pasado.

El Sistema Interconectado Central (SIC) es el de mayor tamaàƒ±o y el que sufriàƒ³ el mayor incremento de capacidad instalada durante 2007. En este sistema también se inauguràƒ³ el primer parque eàƒ³lico en importancia en el mercado con una capacidad instalada de 18 MW. El gobierno espera que sea el primero de una serie de proyectos renovables que deben empezar a desarrollarse desde ahora hasta el 2024.

No posts to display