El Ministerio de Energía de Chile enviará al Congreso un proyecto de ley para incentivar la asociación entre empresas eléctricas y las comunidades dueñas de los terrenos donde se desarrollarán los proyectos energéticos.

Con esta iniciativa se pretende que las dos partes participen en la inversión y que ambas obtengan beneficios.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, anunció esta iniciativa en la inauguración del Parque Eólico Los Cururos, ejemplo de asociacionismo entre constructora y comunidad.

Según ‘La Nación’, los propietarios de los terrenos los cedieron en usufructo por 30 años a cambio del 3,5 por ciento de los beneficios del negocio.