Chile busca salida a otros proyectos hidroeléctricos tras suspensiàƒ³n de HidroAysén

La noticia del aàƒ±o en Chile en lo que a planes energéticos se refiere ha sido sin duda la suspensiàƒ³n del megaproyecto HidroAysén, mediante el cual se pretendàƒ­an construir cinco enormes centrales hidroeléctricas capaces de generar màƒ¡s de 2.700 MW entre todas ellas.

Las protestas de asociaciones ecologistas y las dudas sobre la viabilidad del proyecto llevaron al gobierno de Michelle Bachelet, que accediàƒ³ a la presidencia del paàƒ­s en marzo de 2014 “ya habàƒ­a ejercido el cargo entre 2006 y 2010- a cancelarlo. Los planes para HidroAysén habàƒ­an sido aprobados por el gobierno de Sebastiàƒ¡n Piàƒ±era, quien dirigiàƒ³ los destinos de Chile entre 2010 y 2014.

Pese a la suspensiàƒ³n del megaproyecto, la regiàƒ³n de la Patagonia chilena, rica en recursos hàƒ­dricos, seràƒ¡ con casi toda seguridad el escenario de nuevos planes hidroeléctricos. La agencia Inter Press Service (IPS) destaca la central de Ràƒ­o Cuervo, que tampoco cuenta con la simpatàƒ­a de ecologistas ni de la poblaciàƒ³n de la zona. Estàƒ¡ previsto que la planta se construya en una zona deshabitada pràƒ³xima al lago Yulton, con el fin de hacer frente a los problemas de suministro energético que durante décadas han afectado a esta parte del sur de Chile.

Este objetivo ha sido puesto en duda por voces autorizadas como la de Peter Hartmann, coordinador de la Coaliciàƒ³n Ciudadana por Aysén Reserva de Vida. Este dirigente ambientalista afirmàƒ³ en declaraciones recogidas por ‘Tierramérica’ que el proyecto de Ràƒ­o Cuervo es “mucho menos viable que el de HidroAusén, a causa de razones ambientales y técnicas y por los riesgos que conlleva”. Quienes se oponen a la central esgrimen que su construcciàƒ³n es una moneda de cambio ofrecida por el gobierno tras la cancelaciàƒ³n de HidroAysén.

El proyecto de Ràƒ­o Cuervo seràƒ¡ llevado a cabo por Energàƒ­a Austral, una uniàƒ³n de empresas que agrupa a la suiza Glencore “que posee el 66 por ciento- y a la australiana Origin Energy “dueàƒ±a del 34 por ciento restante-. De salir adelante esta central hidroeléctrica, alcanzaràƒ¡ una capacidad instalada de 640 MW.

Una de las razones que màƒ¡s pueden dificultar la ejecuciàƒ³n de este proyecto es que pretende levantarse en una zona de riesgo ambiental, muy cercana a un àƒ¡rea de fallas geolàƒ³gicas y con volcanes activos. Pese a ello, las empresas constructoras aseguran que la planta seràƒ¡ lo suficientemente “segura” ante fenàƒ³menos naturales como terremotos y erupciones volcàƒ¡nicas.

Con riesgos o sin ellos, el proyecto de Ràƒ­o Cuervo continàƒºa en marcha. Un artàƒ­culo de la publicaciàƒ³n ‘Pulso’ subraya que entre sus novedades màƒ¡s destacadas estàƒ¡ el tipo de làƒ­nea de transmisiàƒ³n que conectaràƒ¡ las centrales de generaciàƒ³n con el Sistema Interconectado Central (SIC), una de las principales redes eléctricas del paàƒ­s. La làƒ­nea podràƒ­a optar por dos alternativas: una submarina y otra aérea. Lo que sàƒ­ parece claro es que parte de esa làƒ­nea de transmisiàƒ³n circularàƒ¡ por debajo del mar.

El proyecto Cuervo ya cuenta con aprobaciàƒ³n ambiental por parte de las autoridades en materia energética, pero todavàƒ­a estàƒ¡ pendiente del beneplàƒ¡cito por parte de los tribunales. Los grupos ecologistas que se oponen a su construcciàƒ³n presentaron un recurso ante la Corte de Apelaciones de Coyhaique, que fue desestimado por ésta. Ello motivàƒ³ un nuevo recurso, esta vez ante la Corte Suprema, que se encuentra a la espera de resoluciàƒ³n.

Alberto Quiàƒ±ones, gerente general de Energàƒ­a Austral, estàƒ¡ intentando limar asperezas con quienes se oponen al proyecto Cuervo, y en los àƒºltimos meses representantes de la uniàƒ³n de empresas han mantenido contactos con alcaldes de 10 comunas, asàƒ­ como con comunidades indàƒ­genas, pescadores artesanales, la industria del salmàƒ³n y oenegés para conocer su punto de vista.

Mientras, Energàƒ­a Austral ha realizado estudios de batimetràƒ­a y perfiles sàƒ­smicos. En cuanto al trazado de la làƒ­nea de transmisiàƒ³n, se evitaràƒ¡ atravesar la zona del Parque Marino Tic Toc. Esto ocurriràƒ¡ con indiferencia de que la làƒ­nea sea mayormente submarina o aérea.

Si se optase por la submarina, el tipo de cable a emplear tendràƒ­a un voltaje de aproximadamente 500 kV. Se trata de un cable estàƒ¡ndar en el mercado, que requeriràƒ¡ emplear tecnologàƒ­a de corriente continua HVDC.

La publicaciàƒ³n ‘El Dàƒ­namo’ destaca que la Comisiàƒ³n de Medio Ambiente del Senado chileno recomienda que la regiàƒ³n de Aysén obtenga su suministro eléctrico de pequeàƒ±as centrales hidroeléctricas. El senador Patricio Walker, que representa a esa regiàƒ³n, anunciàƒ³ que en 2016 se celebraràƒ¡n licitaciones para que la generaciàƒ³n, distribuciàƒ³n y transmisiàƒ³n no esté en una sola mano “se refiere al Grupo Saesa- y “entren otros actores a la generaciàƒ³n eléctrica”.

à‚ 

No posts to display