12 de marzo 2012 – El gobierno de Chile pretende agregar más de 8.000 MW adicionales a la matriz eléctrica nacional para el año 2020, con la capacidad de transmisión acorde a este crecimiento.

De esta manera, según las autoridades, también asegurará “energía limpia, segura y económica”.

Sin embargo, algunos expertos han dicho que esto es algo ambicioso. Por su parte, los ambientalistas ya se han manifestado en contra de esta iniciativa, sobre todo porque da prioridad a la hidroelectricidad.

Pero el presidente del país, Sebastián Piñera, destacó que esta nueva estrategia intenta crear una cultura de eficiencia.

Para más noticias de Latinoaméra.