Los países centroamericanos desaprovechan el potencial que poseen para generar electricidad a partir de fuentes limpias como la solar y la eólica, en la que la región podría convertirse en un líder mundial, según un informe.

“Los países de Centroamérica enfrentan el desafío ineludible de transformar su matriz de producción de energía eléctrica, para que dependa cada vez menos del petróleo y más de las fuentes renovables, lo que resultaría en beneficios económicos y ambientales para la región”, dijo en un comunicado el investigador Diego Fernández.

Los datos del Programa Estado de la Región indican que un cálculo “conservador” muestra que Centroamérica cuenta con hasta tres veces más radiación anual que los líderes mundiales en producción de energía solar como Alemania.