La firma colombiana Celsia ha comprado a la franco-belga GDF Suez varias centrales energéticas. Entre ellas destaca la planta eólica de Guanacaste, en Costa Rica.

Dicha central genera 49,5 MW, y su adquisición se ha interpretado como una apuesta de Celsia por las fuentes limpias de energía.

La central de Guanacaste empezó a operar en 2010 y cuenta con 55 aerogeneradores del modelo Enercon E-44, capaces de generar 900 KW cada uno.

Las adquisiciones de Celsia incluyen centrales termoeléctricas que suman 367 MW y otros 118 MW vienen de fuentes hidroeléctricas. Todas ellas se encuentran en Panamá, indica ‘Energías Renovables’.