Brasil ha celebrado importantes subastas de renovables últimamente. Destaca entre ellas la de 500 MW en proyectos solares, la primera que se celebra en el país.

La agencia Reuters subraya que Brasil tiene una gran dependencia de las centrales hidroeléctricas, lo que hace necesario diversificar la matriz energética. En especial, por las sequías que afectan al país.

La revista ‘Energías Renovables’ añade que las últimas subastas de renovables suman 1.600 MW. Aparte de los proyectos solares, también se han adjudicado importantes planes eólicos, que suman una capacidad de 769,1 MW y deberán estar operativos a comienzos de 2017.