21 de julio 2010 – Los presidentes de Brasil e Irán alcanzaron un acuerdo por el que el país sudamericano recibirá uranio listo para ser enriquecido, un mineral clave para la producción de energía nuclear. Brasil cuenta actualmente con dos centrales nucleares, Angra 1 y Angra 2, destinadas a la generación de electricidad.

 
Según informa IPS, el gobierno brasileño acaba de aprobar la construcción de una tercera central nuclear, Angra 3, un proyecto suspendido hace 21 años. La nueva central tendrá una capacidad de 1350 MW.
 
La vecina Argentina recibirá una ayuda de $3bn procedente de Rusia para relanzar su plan nuclear. El presidente ruso, Dimitri Medvedev, declaró en Buenos Aires que Rosatom, corporación rusa de energía atómica “traerá miles de millones de dólares” para la construcción de infraestructura energética. El líder ruso añadió que serán empresas argentinas las que realicen la mayor parte del trabajo, “lo que generará empleo”.