Los gobiernos de Brasil y Argentina planean comenzar en 2016 las obras de la hidroeléctrica binacional Garabi-Panambí, un proyecto no exento de polémica.

Ante las acusaciones de posibles riesgos ambientales, la empresa eléctrica estatal brasileña Eletrobras respondió que las instalaciones cumplirán todos los requisitos legales exigidos.

Eletrobras colabora con la argentina Ebisa en los planes para poner en marcha un proyecto que tendría que estar operativo en 2020, señala BN Americas.

El complejo, a construir entre el estado brasileño de Rio Grande do Sul y la provincia argentina de Corrientes, constará de dos embalses de 1,1 GW.

Para más noticias de Latinoamérica.