Brasil apuesta fuerte por los proyectos de energàƒ­a eàƒ³lica

Por un corresponsal de Potencia

Brasil es una de las naciones màƒ¡s representativas de lo que hoy conocemos por el sobrenombre de economàƒ­as emergentes. El paàƒ­s màƒ¡s extenso y poblado de América del Sur estàƒ¡ atravesando en las àƒºltimas décadas un imparable proceso de industrializaciàƒ³n que le permitiràƒ¡ acometer con éxito su modernizaciàƒ³n.

La demanda de electricidad no deja de crecer, pues se trata de un paàƒ­s con una poblaciàƒ³n cercana a los 194 millones de personas “segàƒºn los datos manejados por el Banco Mundial-, muchas de las cuàƒ¡les habitan zonas rurales empobrecidas a las que ahora se pretende dotar de un suministro de luz que les permita desarrollarse.

Ademàƒ¡s, Brasil afrontaràƒ¡ en esta segunda década del siglo XXI dos importantes desafàƒ­os que pondràƒ¡n a prueba su capacidad para asumir responsabilidades y necesitaràƒ¡n de grandes inversiones en proyectos energéticos: la organizaciàƒ³n del Mundial de fàƒºtbol en 2014 y, sàƒ³lo dos aàƒ±os màƒ¡s tarde, la celebraciàƒ³n de los Juegos Olàƒ­mpicos en Ràƒ­o de Janeiro.


El tiempo apremia y la organizaciàƒ³n de esos acontecimientos estàƒ¡ facilitando que los planes para garantizar la cobertura eléctrica del paàƒ­s no dejen de avanzar. Brasil es un excelente mercado para las empresas generadoras de luz, pues su geografàƒ­a y subsuelo son ricos en fuentes esenciales para su producciàƒ³n.

Son célebres las centrales hidroeléctricas “algunas de ellas entre las màƒ¡s grandes del mundo, como es el caso de la presa de Itaipàƒº- allàƒ­ existentes, pero el paàƒ­s también cuenta con otras materias primas esenciales para la generaciàƒ³n eléctrica, como es el caso del petràƒ³leo “empresas como Repsol han explorado aguas maràƒ­timas brasileàƒ±as hallando indicios de crudo-, el carbàƒ³n e incluso el empleo del bagazo de la caàƒ±a de azàƒºcar como combustible.

Sin embargo, todos esos medios para la producciàƒ³n de electricidad se estàƒ¡n encontrando con un competidor que parece estar ganando la batalla en Brasil: el viento.

La inversiàƒ³n en energàƒ­a eàƒ³lica estàƒ¡ alcanzando en el paàƒ­s sudamericano cotas sorprendentes. Estàƒ¡ previsto que entre el momento actual y el aàƒ±o 2014 se construyan hasta 280 parques eàƒ³licos en su territorio. La suma de su producciàƒ³n alcanzaràƒ¡, segàƒºn indica South American Business Information, una potencia de 7.200 MW.

La energàƒ­a eàƒ³lica cuenta con una importante ventaja respecto a otras industrias para la generaciàƒ³n eléctrica, y no es otra que su condiciàƒ³n de limpia y renovable. Los gobiernos de los principales paàƒ­ses estàƒ¡n cada vez màƒ¡s concienciados respecto a la necesidad de combatir la contaminaciàƒ³n y buscar medios alternativos para producir luz sin que el medio ambiente lo tenga que lamentar. Por ello, la proliferaciàƒ³n de instalaciones eàƒ³licas en Brasil estàƒ¡ contando con el apoyo de organizaciones ecologistas y de amplios sectores de la opiniàƒ³n pàƒºblica.

Algunas empresas locales, como es el caso de CPFL Energàƒ­a, han llegado a invertir hasta billones de reales (un euro es aproximadamente 2,4 reales) en tecnologàƒ­a y equipamiento para sus parques eàƒ³licos. La compaàƒ±àƒ­a ya genera unos 210 MW y se espera que sàƒ³lo en el estado de Ràƒ­o Grande do Norte sus proyectos en marcha alcancen los 550 MW una vez finalizados.

Precisamente esa regiàƒ³n de la costa septentrional recibiràƒ¡ un tercio del total de la inversiàƒ³n eàƒ³lica en todo el paàƒ­s, pese a ser uno de los estados brasileàƒ±os de menor superficie territorial. En Ràƒ­o Grande do Norte se instalaràƒ¡n 83 parques eàƒ³licos y entre ellos tendràƒ¡n un peso importante los proyectos de CPFL, que incluiràƒ¡n 98 torres.

Otra de las principales empresas energéticas brasileàƒ±as, Renova, estàƒ¡ desarrollando proyectos en el estado de Bahàƒ­a, con 180 torres que generaràƒ¡n en principio 300 MW y que en adelante podràƒ­an disfrutar de una capacidad cercana a los 1.100 MW.

De acuerdo con un artàƒ­culo publicado por la revista ‘Power Engineering International’, la producciàƒ³n actual de electricidad que lleva el sello de las renovables en Brasil es de 1 GW y se espera que en 2014 haya alcanzado los 7 GW. La gran cantidad de proyectos eàƒ³licos en marcha haràƒ¡ posible llegar a esta meta.

Los analistas consultados por la citada publicaciàƒ³n predicen que en 2020 Brasil disfrutaràƒ¡ de una capacidad de generaciàƒ³n eléctrica total “incluyendo las fuentes renovables junto a las otras técnicas para la producciàƒ³n de electricidad- de 175 GW. Palabras mayores, dado que la capacidad actual es de 115 GW.

Para màƒ¡s noticias de Latinoaméra.

à‚ 

No posts to display