27 de marzo 2014 – Los contratos hidroeléctricos que Brasil firmará de cara a 2015 permitirán reducir los costes de generación eléctrica en aproximadamente 2.300 millones de dólares anuales. Así lo anunció el secretario de Energía del gobierno brasileño, Marcio Zimmermann.

El próximo año entrará en operación la planta de Tres Irmaos, de 808 MW, uno de los principales proyectos según informa BNamericas.

A finales de marzo tendrá lugar la puja para la concesión de esta central, que durará 30 años.

Gracias a Tres Irmaos, será posible reducir la producción de electricidad por medio de centrales termoeléctricas, que resultan más caras y más contaminantes.

Para más noticias de Latinoamérica.