El presidente de Bolivia,  Evo Morales, anunció importantes expectativas en materia energética para su país.  Según el diario local La Razón, la aportación de nuevas centrales termoeléctricas y de ciclo combinado permitirá que en 2025 Bolivia exporte hasta 3.000 MW de electricidad.

Morales destacó que la crisis energética en países vecinos propiciará el aumento de ventas de energía a esas naciones.

La ampliación de las plantas térmicas de Santa Cruz,  Cochabamba y Tarija, en las que se instalarán nuevas turbinas,  hará posible elevar las exportaciones hasta los 1.000 MW en 2020. Argentina será uno de los principales destinos.