Tras haber acordado con Argentina la venta de electricidad a este país, el gobierno de Bolivia pretende dar otras salidas al excedente de energía que produce. El diario local ‘La Razón’ indica que las exportaciones a Brasil, Perú y otros países vecinos son el nuevo objetivo.

Así lo afirmó Roberto Peredo, gerente nacional de Desarrollo Estratégico y Exportación de ENDE (Empresa Nacional de Electricidad). Según este directivo, Bolivia pretende ser el “corazón energético de Sudamérica”.

En 2015 se exportarán 100 MW, que se esperan incrementar hasta los 1.000 MW en 2020 y hasta los 3.000 en 2030.