Bolivia invertiràƒ¡ U$S 2.560 millones para reservas de electricidad

Bolivia invertiràƒ¡ este aàƒ±o unos US$2.560 millones de dàƒ³lares para aumentar las reservas de energàƒ­a eléctrica, ampliar làƒ­neas de transmisiàƒ³n e iniciar el peràƒ­odo de exportaciàƒ³n a Argentina, segàƒºn las autoridades.

Eduardo Paz, presidente de la estatal de electricidad, ha explicado que este aàƒ±o se habilitaràƒ¡n tres centrales termoeléctricas: Icona, Ambrosàƒ­a y Santa Bàƒ¡rbara en el departamento de Cochabamba, centro de Bolivia.

Ademàƒ¡s precisàƒ³ que este aàƒ±o se realizaràƒ¡n estudios técnicos para construir centrales hidroeléctricas. “Una de las centrales estaràƒ¡ en el sudoeste de Bolivia y funcionaràƒ¡ en dos aàƒ±os màƒ¡s”, agregàƒ³.

El financiamiento estàƒ¡ a cargo del Banco Central de Bolivia con fondos de las reservas internacionales que logràƒ³ el paàƒ­s sudamericano en la àƒºltima década.

Luis Alberto Sàƒ¡nchez, ministro boliviano de Hidrocarburos y Energàƒ­a, ha anunciado que su paàƒ­s proyecta exportar unos 9.000 MW de energàƒ­a eléctrica a Brasil y Argentina.

Por otra parte, Bolivia y Brasil acordaron en julio del aàƒ±o pasado la constituciàƒ³n del comité técnico binacional para exportar 8.000 MW de electricidad a Brasil.

También se proyecta exportar 1.000 MW a Argentina que seràƒ¡n generadas por termoeléctricas del Gran Chaco, en el sur del paàƒ­s. Bolivia tiene un consumo interno de unos 1.300 MW y el excedente seràƒ¡ vendido a paàƒ­ses vecinos, segàƒºn informes de prensa.

La estatal boliviana deberàƒ¡ establecer los precios de la energàƒ­a eléctrica que se exportaràƒ¡ inicialmente al norte de Argentina.

Ambos paàƒ­ses acordaron construir una làƒ­nea de transmisiàƒ³n de 500 kilovatios, que uniràƒ¡ la localidad de Yacuiba (Bolivia) con Tartagal (Argentina).

La segunda etapa proyecta ampliar esa làƒ­nea de transmisiàƒ³n hasta la provincia argentina de Jujuy.

Bolivia ha proyectado también la construcciàƒ³n de la hidroeléctrica “El Bala” en el norte del departamento de La Paz, para generar entre 1.600 y 4.000 MW de electricidad.

La italiana Geodata fue contratada en julio del aàƒ±o pasado para elaborar en dos aàƒ±os el diseàƒ±o final de la hidroeléctrica con aguas de los ràƒ­os La Paz y Beni, en el acceso a la reserva forestal Madidi.

Sin embargo, no todos los paàƒ­ses de latinoamérica tienen el mismo impetu de inversiàƒ³n en el sector.

Los paàƒ­ses de Centroamérica, por ejemplo, avanzan cada uno a su ritmo y objetivos del Siepac se quedan en el papel.

La infraestructura que sostiene al Mercado Eléctrico Regional renquea y la cura tardaràƒ¡ al menos tres aàƒ±os màƒ¡s en llegar.

La promesa de compartir al menos 300 MW de energàƒ­a se ha quedado estancada: paàƒ­ses como Nicaragua, El Salvador y Honduras utilizan las làƒ­neas de transmisiàƒ³n del sistema para distribuir la energàƒ­a a lo interno de sus propias fronteras.

La situaciàƒ³n no solo limita la capacidad de compartir electricidad del resto de paàƒ­ses entre ellos sino que ralentiza el desarrollo de nuevos proyectos como la incorporaciàƒ³n de energàƒ­as variables (solar y eàƒ³lica) al mercado.

Sin embargo, el Sistema de Interconexiàƒ³n Eléctrica de los Paàƒ­ses de América Central (Siepac), que es la làƒ­nea de 1.800 km por medio de la cual viaja el flujo eléctrico a toda Centroamérica, solo tiene capacidad para trasegar la mitad de esa potencia.

Todos los paàƒ­ses, desde Guatemala hasta Panamàƒ¡, se comprometieron en el 2011 a crear la infraestructura necesaria para que el mercado fuera eficiente.

Nicaragua, El Salvador y Honduras, sin embargo, no han logrado electrificar a la mayoràƒ­a de su poblaciàƒ³n y arrancaron con un desfase en comparaciàƒ³n con Costa Rica, con un 96% de electrificaciàƒ³n.

Nicaragua ya tiene un plan con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para fortalecer su interconexiàƒ³n.

El BID, que ha financiado màƒ¡s de la mitad de la interconexiàƒ³n, y da apoyo técnico al proyecto, espera que esos 300 MW pasen a la pràƒ¡ctica en el 2019.

Image credit: ABB

No posts to display