30 de diciembre 2013 –La construcción de nuevas centrales energéticas está animando al gobierno de Bolivia a exportar energía eléctrica a países vecinos como Argentina, Brasil y Perú.

Entre los proyectos más importantes en marcha está la cuarta turbina de la Planta Termoeléctrica del Sur, localizada en la provincia Gran Chaco de Tarija.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, declaró al diario local ‘La Razón’ que las inversiones realizadas -930 millones de dólares en los últimos seis años- permitirán que el país satisfaga sus propias necesidades y pueda además exportar. Las principales inversiones se han destinado a proyectos termoeléctricos e hidroeléctricos.

Para más noticias de Latinoamérica.