7 de diciembre 2012 – El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil ha concedido un crédito de US$10.800 millones al consorcio que construye la presa de Belo Monte.

Dicho importe supone el 80 por ciento de la inversión total para esta central hidroeléctrica, informa Efe.

El proyecto genera una fuerte polémica porque embalsar las aguas del río Xingú implicará anegar buena parte de la jungla amazónica.

La central tendrá una potencia máxima instalada de 11.233 MW y su diseño incorpora 24 turbinas de generación. Se espera que esté operativa para febrero de 2015 y será la tercera mayor hidroeléctrica del mundo.

Para más noticias de Latinoamérica.