Bertin Energia, la compañía energética parte del grupo Bertin, ha retornado sus concesiones para la planta térmica Jose de Alcencar de 300 MW luego que su contrato llegara a su final, según reportes de prensa.

Además, la compañía ha renunciado al control de tres otras plantas de energía fósil.

Su renuncia es parte de una estrategia para reducir el tamaño de su portafolio luego de que analistas del sector aseguraran que la firma no tiene la capacidad financiera necesaria para ejecutar nuevas compras, reporta O Estado De Sao Paolo.

Para más noticias de Latinoaméra.