5 de julio 2013 – El magnate brasileño Eike Batista ha dejado el control de la firma MPX en manos de E.ON, lo que se ha interpretado como un intento de saldar sus deudas, según un artículo del Financial Times.

Batista también ha dejado el cargo de presidente de MPX

“E.ON aprecia la gran contribución de Eike para convertir a MPX en una de las compañías energéticas líderes en Brasil desde que la fundó en 2001”, declaró Jorgen Kildahl, miembro del consejo de administración de E.ON, quien sucederá a Batista y ejercerá como presidente interino de MPX.

La decisión de Batista forma parte de una reestructuración que también tratará de solucionar la alta deuda de sus empresas petroleras y mineras, que serán cerradas o vendidas. De esta forma, el empresario quedará con activos valorados entre 1.000 y 2.000 millones de dólares, una cantidad claramente inferior a la fortuna de 30.000 millones de dólares que se le atribuía en 2012.

E.ON aumentará su participación actual del 36 por ciento de las acciones de MPX mediante la compra de aproximadamente la mitad de unos derechos valorados en 800 millones de reales.

El acuerdo supondrá que la participación de Batista en el accionariado descenderá del 29 por ciento presente hasta el 19 por ciento.

Para más noticias de Latinoamérica.