31 de julio 2013 – El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) del gobierno de Chile aprobó una declaración de impacto ambiental para el proyecto solar María Elena, que generará 400 MW.

BNAmericas explica que es un proyecto de concentración solar de potencia que prevé la construcción en el desierto de Atacama en un plazo de cinco años de cuatro torres de 100 MW cada una. Según el Ministerio de Energía, su coste sería cercano a los US$3,300 millones.

Aparte, la empresa Element Power Chile ha conseguido cuatro concesiones en ese desierto para desarrollar proyectos solares que producirían 120 MW.

Para más noticias de Latinoamérica.