Por un corresponsal de Potencia

13 de marzo 2013 – Las obras para la puesta en marcha del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (Siepac) están próximas a su fin. En abril finalizará la construcción del tramo que recorre territorio costarricense, con lo que se habrá logrado conectar todos los países centroamericanos, desde Guatemala hasta Panamá.

A excepción de Belice, cuyo suministro energético procede principalmente de México, todas las naciones centroamericanas (Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá) podrán comprar y vender electricidad entre sí gracias a este tendido que recorre casi 1.800 kilómetros.

Proyecto Mesoamérica destaca que, de la longitud total, 282 kilómetros discurren por territorio guatemalteco. Una distancia similar atraviesa suelo salvadoreño, para después entrar en Honduras, donde se añaden otros 270 kilómetros.

En Nicaragua, el tendido del Siepac supera los 300 kilómetros, mientras que el país donde mayor recorrido alcanza es Costa Rica (493 kilómetros). Finalmente, la línea entra en territorio panameño, donde suma otros 150 kilómetros.

Datos de la Empresa Propietaria de la Red (EPR) señalan que el tendido del Siepac estará jalonado por más de 4.600 torres y se han construido 15 subestaciones: tres en Guatemala, otras tres en El Salvador, dos en Honduras, dos en Nicaragua, cuatro en Costa Rica y una en Panamá.

La EPR es una asociación de empresas públicas y privadas de los países atravesados por el tendido del Siepac y de otras tres naciones. Cada una de esas compañías tiene una participación del 11,1 por ciento del capital de la EPR.

Por parte de Guatemala integra la EPR el Instituto Nacional de Electrificación; la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa representa a El Salvador; la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, a Honduras; la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, a Nicaragua; Costa Rica está presente mediante el Instituto Costarricense de Electricidad y Panamá con la Empresa de Transmisión Eléctrica.

Los socios extra regionales son Interconexión Eléctrica, de Colombia; la Comisión Federal de Electricidad, de México; y la empresa española Endesa.

El Siepac ha sido financiado con US$500 millones procedentes de distintas entidades. Algunas de éstas fueron el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Centroamericano de Integración Económica.

Según el gerente de la EPR, José Enrique Martínez Albero, el país con mayor capacidad para suministrar energía a sus vecinos es Guatemala, mientras se espera que sean Honduras y el Salvador los que más electricidad importen.

El Ministerio de Energía y Minas de Panamá destacó en un comunicado que la región centroamericana dará un “salto cualitativo y cuantitativo” cuando el Siepac esté operando a pleno rendimiento.

En este sentido, el diario panameño La Estrella subraya que representantes del Consejo Director del Mercado Eléctrico Regional se reunieron a finales del pasado febrero en Managua, la capital de Nicaragua, para analizar el alcance de este nuevo tendido eléctrico en la región.

El Siepac ya está operando comercialmente, con la excepción del tramo aún en construcción en territorio de Costa Rica, cuya extensión aproximada es de 130 kilómetros.

La Estrella cita también las palabras de Darío Carmona, viceministro de Energía de Honduras, quien resaltó la seguridad energética que proporcionará el Siepac a las naciones centroamericanas.

Carmona subrayó que gracias al Siepac esos países podrán avanzar en la producción de energías limpias y a un coste más barato. El citado diario panameño añade que, aunque en un principio la línea está capacitada para transportar 300 MW, en el futuro podrían alcanzarse los 600 MW.

La revista El Economista Centroamérica indica un problema legal para el funcionamiento del Siepac, y es la falta de una normativa que fije los términos y las condiciones de transmisión de electricidad entre El Salvador y los demás países de la región.

La Comisión Regional de Interconexión Eléctrica anunció que el marco regulatorio del Siepac será publicado e implementado en abril.

Luis Reyes, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Energía de El Salvador, señaló que actualmente se comercializa energía entre países según lo estipulado por un reglamento transitorio.

Entre los objetivos del Siepac está la creación de mecanismos legales, institucionales y técnicos que pongan en marcha el Mercado Eléctrico Regional (MER) y faciliten la participación de empresas privadas en el desarrollo de las adiciones de energía eléctrica.

Para más noticias de Latinoamérica.