Por un corresponsal de Potencia

El mercado energético de Chile se basa principalmente en las centrales hidroeléctricas y termoeléctricas. Aunque existen otros proyectos como parques eólicos, granjas solares y centrales geotérmicas, el sector eléctrico continúa sustentado por embalses y plantas térmicas. Este año verán la luz importantes proyectos en el país.

Punta Alcalde, Los Hierros o Alto Maipo son algunos de los nombres que más darán de qué hablar en el mercado energético de Chile durante el año 2013. En especial el proyecto de central termoeléctrica de Punta Alcalde, que se pretende construir en la provincia de Huasco, ubicada en la región de Atacama.

Dicho proyecto ha generado una fuerte controversia entre la compañía Endesa, encargada de su ejecución, y la Municipalidad de Huasco, contraria a su puesta en marcha al considerar que sus efectos resultarán nocivos para el medio ambiente.

Aunque la Comisión Regional de Medio Ambiente (Corema) de la región de Atacama había frenado la construcción de la central, el gobierno chileno desautorizó a esa entidad y el pasado 3 de diciembre dio luz verde al proyecto de Punta Alcalde.

El Comité de Ministros tomó la decisión por unanimidad, decisión que fue recurrida el 2 de enero del nuevo año por la Municipalidad de Huasco, según informa ‘Diario Financiero’.

El proyecto de Punta Alcalde requerirá una inversión de US$1.400 millones, dinero que permitirá construir un complejo capaz de generar 740 MW. La planta estará dividida en dos unidades a carbón con una potencia de 340 MW cada una.

El gerente regional de Planificación Energética de Endesa, Sebastián Fernández, declaró a ‘Diario Financiero’ que las obras deberían comenzar a finales de este año, y que el periodo de construcción de la planta se prolongaría entre 42 y 48 meses, el tiempo habitual necesario para edificar una central termoeléctrica de sus dimensiones.

La central de Punta Alcalde será la primera termoeléctrica de América Latina en implementar domos para cubrir las dos canchas que se emplearán para el acopio de carbón. Aparte, se aplicará un sistema de filtros para el abatimiento de material particulado y también un sistema húmedo para reducir las emisiones de dióxido de azufre. A todo ello se sumarán cuatro sistemas de vigilancia y monitoreo ambiental, lo que convertirá a Punta Alcalde en la planta con mayor vigilancia ambiental de todo el país.

El gerente general de Endesa Chile, Joaquín Galindo, destacó en declaraciones recogidas por La Tercera que cuando la central de Punta Alcalde se encuentre a pleno rendimiento sumará “casi el 12 por ciento” de la energía aportada al Sistema Interconectado Central (SIC).

Ante la polémica desatada, Galindo sostiene que el proyecto de Punta Alcalde cumple con la ley y atiende los requerimientos del gobierno chileno. Asimismo, afirma que los ciudadanos disconformes con la construcción de la nueva central “no tienen nada que temer”, al tratarse de un proyecto que incorpora tecnología punta y “cumple toda la normativa legal”.

Endesa tiene otros objetivos importantes para 2013 en el país andino.

Entre ellos se encuentra el proyecto hidroeléctrico HidroAysén, todavía pendiente de aprobación por parte del gobierno chileno.

También merece ser destacado el de Curibamba, una central de 188 MW que utilizará aguas de los ríos Comas y Uchubamba. La web de la compañía subraya también la construcción de la central termoeléctrica dual –utilizará diesel y gas natural- de Talara, que generará 190 MW.

Otro de los proyectos más destacados actualmente en marcha en Chile es el de la central hidroeléctrica de Alto Maipo.

En el mismo toman parte la empresa local de ingeniería AES Gener y la española ACS, que interviene en las obras a través de su filial alemana, Hochtief. Con una inversión de 280 millones de dólares (casi 215 millones de euros), se espera que las obras de construcción se extiendan hasta 2017 y que la capacidad de la central una vez esté en funcionamiento alcance los 531 MW.

Según la agencia de noticias Efe, el proyecto de Alto Maipo comprende dos áreas de construcción situadas en el Cajón del Maipo, que se encuentra a 30 kilómetros al sureste de la capital, Santiago.

Los elementos principales de la central son las estructuras de toma, un túnel de 18,5 kilómetros y una tubería de acero de cinco kilómetros.

La Tercera destaca otros proyectos hidroeléctricos en marcha en Chile, como el de Neltume (490 MW), del que también se ocupará Endesa.

La compañía española demuestra así su fuerte presencia en el mercado energético chileno, donde no le faltan proyectos que acometer.

Para más noticias de Latinoamérica.