La firma francesa Alstom firmó un contrato con la colombiana Empresa de Energía de Bogotá (EBB) para llevar a cabo el suministro a una subestación de 500 kV. Dicha subestación se ubicará a 30 kilómetros de Bogotá.

Según un comunicado de Alstom, la subestación estará terminada a mediados de 2017 y tendrá un papel primordial en el programa nacional de energía de Colombia.

Alstom se ocupará del equipamiento de la subestación, así como del diseño y la construcción. El equipamiento ha sido probado en zonas de gran altitud y también está preparado para operar en zonas de riesgo sísmico.