La firma Española Abengoa enfrenta el derrumbe de su acción frente a una creciente deuda de US$9.400 millones, mientras baraja opciones de desinversiones de filiales en Europa y el mundo.

La acción ha caído unos 80 por ciento en el año mientras los accionistas llevan a cabo un plan para reducir el apalancamiento de la compañía.

Sin embargo, la transnacional ha descartado el cierre de filiales en América Latina para hacer frente a la crisis.

Frente a informes de prensa españoles de que la compañía cerraría sus operaciones en la región, desde la empresa reconocen estar “en un proceso de reestructuración para preservar el negocio de la compañía”