23 de abril 2014 – La central termoeléctrica Termocarabobo II, operada por la empresa estatal PDVSA, ha iniciado operaciones y aportará 680 MW a la producción eléctrica de Venezuela.

BNamericas explica que la planta funciona empleando dos tipos de combustible, gas y diésel. La empresa china Sinohydro ha colaborado con PDVSA en la construcción de este complejo, que fue financiado con aproximadamente 1.100 millones de dólares procedentes del Fondo Chino-Venezolano.

La planta cuenta actualmente con cuatro turbogeneradores de 170 MW cada uno. En una segunda fase de construcción se añadirán otros 320 MW que requerirán una inversión de 880 millones de dólares.

Para más noticias de Latinoamérica.