20 de septiembre 2010 – El Ministerio de Planificación y Finanzas del gobierno venezolano ha aprobado la puesta en marcha de cuatro proyectos eléctricos cuyo coste ascenderá a los US$5,5m y estará financiado por un fondo en el que participa el gobierno de China.
 
Entre los proyectos se llevará a cabo la central hidroeléctrica de El Chorrín, en la Guayana venezolana. La central generará 1.000 MW de potencia, según apunta el diario ‘El Nacional’.
 
Hasta el momento, el gobierno venezolano era reticente a la construcción de nuevas presas a causa de su impacto en el medio ambiente. Sin embargo, la necesidad de satisfacer la demanda de energía eléctrica ha levantado las barreras.
 
Para más noticias de Latinoaméra.