El gobierno de Chile busca impulsar su sector energético con inversiàƒ³n china

América Latina es uno de los escenarios donde mejor se observa el creciente poder econàƒ³mico de China, especialmente en el sector energético. La presencia china es notable en la regiàƒ³n, donde todos los paàƒ­ses muestran gran interés en captar inversiones procedentes del gigante asiàƒ¡tico. Y en Chile, una de las naciones con mayor potencial para la generaciàƒ³n eléctrica, el gobierno tiene la firme intenciàƒ³n de estrechar sus vàƒ­nculos con China si ello sirve para impulsar proyectos eléctricos.

En una reciente cumbre del Foro de Cooperaciàƒ³n Econàƒ³mica Asia-Pacàƒ­fico (APEC) celebrada en Pekàƒ­n, los tres miembros latinoamericanos de este grupo “México, Peràƒº y Chile- mostraron gran sintonàƒ­a con el paàƒ­s anfitriàƒ³n, con el que en los àƒºltimos aàƒ±os han ido tejiendo una fructàƒ­fera colaboraciàƒ³n. Tal es asàƒ­ que Chile y Peràƒº tuvieron en China a su principal socio comercial durante el aàƒ±o 2013, mientras que en el caso de México sàƒ³lo Estados Unidos superàƒ³ a los chinos en el volumen de intercambios comerciales en ese periodo, indica un artàƒ­culo del diario ‘El Paàƒ­s’.

En 2006 Chile se convirtiàƒ³ en el primer Estado latinoamericano en firmar un tratado de libre comercio con China. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, aprovechàƒ³ su presencia en la cumbre de la APEC para animar a las autoridades chinas y a los principales empresarios de ese paàƒ­s a invertir en los nuevos retos que afrontaràƒ¡ el mercado chileno, haciendo hincapié en los sectores de las infraestructuras y la energàƒ­a.

‘China Daily’ destaca el interés chino en financiar la construcciàƒ³n de proyectos de energàƒ­as renovables, entre los que se incluiràƒ­an centrales hidroeléctricas y solares. No en vano, el territorio chileno cuenta con zonas con enorme radiaciàƒ³n solar, como es el caso del desierto de Atacama, lugar idàƒ³neo para la instalaciàƒ³n de centrales fotovoltaicas.

Chile destina ingentes recursos econàƒ³micos a la adquisiciàƒ³n de petràƒ³leo y gas para propulsar sus centrales térmicas, y necesita fomentar los proyectos renovables para reducir esa dependencia de los combustibles fàƒ³siles. à‚ à‚ 

En el desarrollo de proyectos solares en el paàƒ­s andino se espera que desempeàƒ±e un importante papel la firma china Yingli Green Energy “también conocida como Yingli Solar-, el mayor productor de placas fotovoltaicas a escala internacional. ‘Penn Energy destaca que la empresa abriàƒ³ este aàƒ±o en Santiago la que es su tercera oficina en un paàƒ­s latinoamericano “las otras dos se encuentran en Ciudad de México y Sao Paulo. Por el momento, las placas de Yingli generan unos 25 MW solares en territorio chileno, pero se espera que su presencia sea mucho mayor màƒ¡s pronto que tarde.

Robert Muhn, director gerente de Yingli Green Energy Chile, afirmàƒ³ que la empresa ve un “tremendo potencial de crecimiento” en el paàƒ­s suramericano, que se estàƒ¡ revelando como el lugar perfecto para desarrollar proyectos sostenibles.

El pasado octubre, un informe de estado de proyectos del Centro de Energàƒ­as Renovables (CER) anunciàƒ³ que los proyectos fotovoltaicos que ya cuentan con permiso ambiental en Chile sumaban 7 GW, informa ‘PV Magazine’.

Para asegurarse la captaciàƒ³n de inversiones procedentes de China, la presidenta Bachelet no dudàƒ³ en invitar al primer ministro chino, Li Keqiang, a visitar el paàƒ­s en 2015, seàƒ±ala la agencia Efe. Desde que en 2006 ambos paàƒ­ses firmaron el tratado de libre comercio, el intercambio comercial ha crecido en gran medida, pero no asàƒ­ la inversiàƒ³n, que segàƒºn Bachelet continàƒºa siendo “una asignatura pendiente”.

De acuerdo con ‘People Daily’, Bachelet se muestra convencida de que la serie de tratados de libre comercio que Chile ha firmado con 61 paàƒ­ses es la mejor carta de presentaciàƒ³n para los inversores. También lo es la agenda de desarrollo de infraestructuras aprobada por el gobierno chileno, que pretende impulsar las fuentes limpias de energàƒ­a. Esto se conseguiràƒ¡ con el compromiso de recortar en un 20 por ciento las emisiones de diàƒ³xido de carbono desde el momento actual hasta el aàƒ±o 2020. Para lograr este objetivo es imprescindible apoyar la construcciàƒ³n e proyectos renovables no convencionales como la energàƒ­a mareomotriz y la geotérmica, que se uniràƒ­an a la solar y la eàƒ³lica.

Las inversiones chinas en Chile y en toda América Latina son una forma de impulsar la propia actividad econàƒ³mica del gigante asiàƒ¡tico, paàƒ­s con un alto nàƒºmero de empresas dedicadas a la fabricaciàƒ³n del material necesario para el desarrollo de proyectos renovables. Financiando la construcciàƒ³n de estos proyectos, China consigue abrir nuevos mercados para sus firmas. La apuesta de Chile por las energàƒ­as renovables convierte al paàƒ­s andino en un destino ineludible para la inversiàƒ³n china.

à‚ 

No posts to display