Perú se prepara para la construcción de proyectos convencionales que entrarán en operación entre 2015 y 2018  y que suman unos 3.174 MW, según reportes de prensa.

La cifra sólo considera las unidades de al menos 90 MW de potencia instalada.

La nación sudamericana tiene una potencia instalada local de 8.686 MW, de los cuales las centrales térmicas representan el 59,1 por ciento y las hidroeléctricas el 38,2 por ciento.

Las unidades eólicas suman en total el 1,6 por ciento de la capacidad a firme y las solares, el 1,1 por ciento. La demanda máxima, en tanto, fue de 5.737 MW en 2014.