Apuesta todo a la hidroelectricidad

Por redacción Potencia

El que podría ser mayor proyecto hidroeléctrico de Ecuador se encuentra en medio de un fuerte debate mientras el país se adentra en una reestructuración de su mercado eléctrico

Ecuador cuenta con un mercado eléctrico con una capacidad efectiva instalada de unos 4.116 MW (la nominal es de 4.489 MW). Su matriz está dividida casi milimetricamente entre centrales térmicas e hidráulicas. Las energías renovables no convencionales como la eólica o solar cuentan con una presencia meramente anecdótica. En total, a finales de 2007, el país contaba con 207 centrales de generación 88 de las cuales están conectadas al Sistema Nacional Interconectado (SNI). Las restantes 119 centrales están aisladas y pertenecen en su mayoría a auto generadores de electricidad.

Click here to enlarge image

Además Ecuador cuenta con tres líneas que se interconectan con los mercados de Colombia (2) y Perú, si bien esta última línea no fue utilizada para la importación de electricidad durante 2007. Las líneas de transmisión con Colombia, Tulcvá-Ipiales de 138 kV y Pomasqui-Jamondino de 230 kV, ofrecen a Ecuador una capacidad efectiva extra de 240 MW. De ser utilizada la línea con Perú, Machala-Zorritos, podría aportar otros 110 MW de capacidad efectiva.

Las subestaciones y líneas de transmisión están a cargo de la empresa Transelectric SA, empresa que maneja más de 3.000 kilómetros de líneas. Según datos de Consejo Nacional de Electricidad (CONELEC), las pérdidas en el transporte de energía eléctrica se situaron en 2007 en el 3,5 por ciento. Durante ese mismo año la empresa Transelectric facturó 104 millones de dólares, según datos de la propia compañía.

El mercado cuenta con 20 empresas distribuidoras que sirvieron energía eléctrica a 3,4 millones de clientes.

Sin embargo, esta estructura de mercado podría ser modificada con una clara tendencia hacia un “monopolio” más saludable, pues toda la cadena del mercado eléctrico estará en manos del Estado. La idea del actual Ejecutivo es que el sector eléctrico cuente con una sola empresa generadora, una transportadora que sería la ya existente Transelectric, y una empresa distribuidora que sería la suma de las 20 que ya operan en el país. Alecksey Mosquera, Ministro de Electricidad y Energía, declaraba en una entrevista que esta simplificación permitirá ahorrar en costos administrativos, y por lo tanto, fomentará una reducción en los precios de la electricidad.

Por otro lado, es la intención del gobierno promover un cambio sustancial en la composición de la matriz eléctrica donde la generación térmica pasaría del 46 por ciento de cuota de mercado actual a quedar reducida a tan sólo el ocho por ciento para 2020. Para ese año la hidroelectricidad debería ser el 86 por ciento de la generación del país, situación que en otros mercados se ha desestimado debido a la fragilidad y dependencia en las condiciones meteorológicas que pueden provocar serias crisis en el sector, como las sufridas en Chile y Brasil.

Hacia un mercado hidroeléctrico

Los planes para que la hidroelectricidad se convierta en el pilar principal de la generación eléctrica en Ecuador ya se iniciaron en abril de este año cuando el Presidente Rafael Correa, junto con la mandataria de Argentina, Cristina Kirchner, ponían la primera piedra de lo que será la futura central Coca Codo Sinclair. Esta central contará con una capacidad de 1.500 MW de capacidad instalada y pasará a ser la mayor central eléctrica del país.

El área del proyecto está constituida por la cuenca del río Coca hasta el sitio Salado (sitio de presa), que cubre una superficie de 3.600 kilómetros cuadros. El esquema de captación es a filo de agua, disminuyendo el impacto ambiental. El caudal será conducido mediante un túnel de 25 kilómetros de longitud que conducirá el agua a la casa de máquinas subterránea, equipada con 10 turbinas de generación, ubicada en el sitio Codo Sinclair para, luego, ser restituida al río Coca.

El proyecto es un trabajo conjunto entre Argentina y Ecuador. Para llevar a cabo el proyecto se formalizó en febrero de este año la creación de la empresa Hidro Coca Codo Sinclair SA. Esta sociedad está integrada por las estatales ENARSA, Energía Argentina S.A., empresa pública, dependiente del Ministerio de Planificación Federal de Inversión Pública de Argentina y Termopichincha de Ecuador.

Durante la ceremonia de establecimiento de la sociedad, Correa declaró que el proyecto era prioritario para el mercado ya que aporta beneficios sustanciales al país. Entre dichos beneficios se encuentran el ahorro de 1.360 millones de dólares anuales como sustitución de barriles de petróleo así como los ingresos por la exportación de petróleo ecuatoriano que ya no sería utilizado para la generación interna de electricidad. Por último, esta central no sólo permitiría reducir–o eliminar–las exportaciones de electricidad desde Colombia, sino que permitiría la exportación.

La construcción de este proyecto lleva ya tiempo sobre el tapete. Los primeros estudios de factibilidad del proyecto se realizaron en 1990 y 1992 con la intención de construir una central que tendría una capacidad de 859 MW. Debido a los retrasos en su construcción, CONELEC estimó oportuno doblar la capacidad del proyecto para adecuarlo a las necesidades actuales de mercado.

La inversión estimada para realizar el proyecto se cifró en el orden de los 1.600 millones de dólares, de los cuales 1.113 millones son aportados por el gobierno de Ecuador y 477 millones por el de Argentina. Sin embargo, estas previsiones fueron realizadas hace ya unos meses, y desde entonces ha habido anuncios que parecen confirmar que la cifra más certera para calcular la inversión en el proyecto sería en estos momentos de 2.000 millones de dólares.

Según CONELEC, Coca Codo Sinclair debería aportar entre el 44 y 62 por ciento de la demanda de energía y potencia respectivamente para 2013. Durante su construcción el proyecto sería responsable de la creación de 4.000 empleos directos y 15.000 indirectos.

Controversia

El proyecto no está exento de controversia en el mercado ecuatoriano, donde algunos críticos del proyecto dicen que ENARSA ha sido elegida a “dedo” para colaborar y que los estudios de factibilidad deberían actualizarse debido a que se realizaron hace 16 años. Además, los críticos apuntan al incremento en el precio del proyecto a medida que va pasando los meses. Las críticas pues apuntan a que un proyecto de la prioridad de Coca Codo Sinclair no debería tener ningún cabo suelto antes de iniciar su ejecución mostrando estudios de factibilidad claramente actualizados y un monto de inversión lo más exacto posible.

El precio, que ha pasado de 1.600 millones a 2.000 millones en pocos meses, se justifica desde el Ministerio como consecuencia de la devaluación del dólar frente al euro–ya que los equipos son de fabricación europea–, y a los precios de los insumos derivados del petróleo.

CONELEC, por su parte, asegura que si bien los estudios fueron hechos hace años sí están actualizados.

Así pues, Ecuador espera iniciar la construcción del que podría ser proyecto eléctrico más importante en los próximos años y que le debe acercar a su ideal de auto dependencia energética mediante la utilización de recursos propios para la generación de electricidad. Las dudas sobre el proyecto y la controversia pueden aumentar si para principios de 2009 no se inicia formalmente su construcción.

Nuevo proyectos térmicos

A pesar de que la apuesta generalizada del gobierno es la hidroelectricidad, el mercado ecuatoriano seguirá viendo la entrada de centrales térmicas de forma puntual. Esto sucede debido a que a medida que se deben retirar viejas centrales y se da paso a las nuevas hidroeléctricas, se quiere asegurar la disponibilidad de energía eléctrica durante esta transición donde además centrales térmicas antiguas deben de ser retiradas del mercado y dar paso a nuevas centrales térmicas de siguiente generación, más eficientes y con menores costos eléctricos.

De ahí que las nuevas centrales térmicas que puedan llegar a entrar a operar en este mercado utilicen a gas natural o residuos del petróleo.

Una de estas posibles centrales térmicas es la presentada por el Fondo de Solidaridad a CONELEC solicitando la concesión para la construcción de una central térmica de 144 MW.

Esta central en Esmeralda vendría a sustituir a la existente Termoesmeralda de 130 MW que debe ser retirada del parque de generación ya que lleva operando 27 años. La nueva central utilizará residuos del petróleo de la misma refinería de Esmeralda y abastecerá a las localidades al norte del país.

Esta central térmica, además se considera necesaria para complementar la generación hidroeléctrica, especialmente en la época de estiaje donde una escasez de lluvias podría comprometer a las hidroeléctricas y por ende el abastecimiento.

Follow Power Engineering International on Twitter




Editor's Picks

EU flag

Luxembourg government working on Hinkley Point C legal objection

As promised earlier this year, the Luxembourg government intends to file a lawsuit against the European Commission decisio...
David Cameron and Werner Faymann

Nuclear chief says Austrian legal action ‘damaging to efforts to address climate change’

The Austrian government has finally filed its legal challenge against the deal that facilitates subsidies for a nuclear po...
 Schleswig-Holstein Climate Minister Robert Habeck

Federal states applying pressure on Merkel government over subsidies to nuclear

States with green party representation in Germany are calling on the German government to take action against the prospect...
Mike Baston of Euracoal

Future global power generation mix – the coal-fired power perspective

In our inaugural PEi Google Hangout, Mike Bostan, Policy Officer at Euracoal tells Power Engineering International's Diarm...
Faymann

Austrian PM confirms lawsuit against Hinkley decision ready in weeks

Austrian Chancellor Werner Faymann has confirmed that his country will be registering its lawsuit against the European Com...
Latest Articles
Fukushima decommissioning

Tepco executives face trial over Fukushima incident

Three senior managers at Japanese utility Tepco have been indicted by a civilian judiciary panel to face criminal charges in relation to the Fukushima nuclear power plant incident in March 2011.

Hinkley Point C graphic info

EDF announces £1.3bn worth of contracts for Hinkley Point

EDF has announced a number of contracts for the development of the Hinkley Point C nuclear power project in southwest England.

Abbott

Fresh blow for wind power in Australia

Another blow has been dealt to the wind power industry in Australia with the news that a Senate committee has advocated new limits to the subsidisation of the technology.


Editorial Guides

Lubrication Challenges for the Biogas Industry in 2015

The biogas industry is growing in importance as the world continues to look for alternative, clean energy sources. However...

Maximising Power Plant Efficiency

The need for power plants to operate at maximum efficiency and flexibility while cutting emissions is greater than ever be...

How to cut your OPEX

How to cut your OPEX In a constantly evolving electricity market, factors such as over capacity and low coal costs can pu...

Buyers Guide Companies

ComRent International LLC

Offers rentals, sales, and services of load banks for testing generators...

Advanced Energy

Advanced Energy is a global leader in innovative power and control techn...

ACOEM AB

ACOEM is a supplier of Fixturlaser's innovative and user-friendly equipm...

Fluid Energy Controls Inc

CCI Thermal Technologies Inc

A leader in the development and manufacturing of industrial heating and ...

Buyers Guide Products

Fixturlaser NXA Pro

This laser alignment system features many ...

Bore Measurement

Typical applications are full bore measure...

RETROFIT

Braden's retrofit strengths are divided in...

Air Filtration

Braden filtration offers a wide range of f...

Exhaust Systems

Leader in Exhaust Bypass, Simple Cycle, Ex...

Power Engineering International

Article Archives for Power Engineering International Magazine